Archive

Archive for the ‘RSC’ Category

La urgencia de disponer políticas retributivas equitativas en las organizaciones


ima

Los datos hablan por sí solos: en un informe del Foro Económico Mundial sobre crecimiento inclusivo y desarrollo en el que se analizan 112 economías mundiales se afirma que España es una de las economías desarrolladas con peores indicadores sobre desigualdad social ya que existe una alta tasa de desempleo así como una falta de acceso en igualdad a la educación.

Asimismo hace unos días podíamos leer que España se sitúa entre los países europeos donde más ha aumentado la desigualdad de ingresos y el número de personas pobres y en riesgo de exclusión, pasando del puesto 15º al 4º de los países europeos con mayor desigualdad; así lo afirma  Oxfam en su informe “Europa para la mayoría, no para unos pocos”.

Esta semana nuestro colaborador Roberto Luna, en su artículo “¿Mayores ingresos, igualdad- felicidad?, cuestionando la paradoja de Easterlin”,  afirma que la desigualdad ha provocado que las necesidades básicas no estén cubiertas en muchos individuos. Y la polarización social es uno de los viejos fantasmas que de nuevo está apareciendo en nuestras economías.

Hace un par de días el secretario de Estado de Empleo, Juan Pablo Riesgo afirmó que el factor diferencial de España no estará en los «salarios bajos», sino en el «talento».

Y quizá sus palabras estén en lo cierto si tenemos en cuenta los resultados del último informe llevado a cabo por una empresa de trabajo temporal de reconocido prestigio en nuestro país en el que se afirma que el 27 % de las compañías ha mejorado las condiciones económicas de sus trabajadores durante el 2015, frente a un 7 % de ellas que han llevado a cabo recortes en los salarios.

Está claro que las políticas retributivas son  una asignatura pendiente que han de saber trabajar los responsables del talento humano en las organizaciones, si quieren que éstas sean cada vez más competitivas y productivas. Además, no han de olvidar que el salario sea dinero de forma exclusiva, sino que existen otras fórmulas de retribución que permiten que  la plantilla se sienta comprometida con la empresa.

Hay mucho trabajo por hacer, así que va siendo hora de ponerse manos a la obra si queremos evitar la fuga del talento.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Gestionar soluciones


La presentación de los presupuestos para 2013 y el informe de Oliver Wyman parecen ser las dos noticias que este fin de semana han acaparado las portadas nacionales como internacionales en los medios de comunicación.

Por un lado, hace un par de días se han conocido los resultados del tercer estudio llevado a cabo por la prestigiosa consultora  Oliver Wyman sobre el estado de las entidades bancarias de nuestro país. El objetivo primordial del estudio no es otro que devolver la credibilidad al sistema financiero español, determinando la cantidad real de la capitalización necesaria para dotar de liquidez a nuestras entidades, alrededor de 54.000 millones de euros.

Por otro, hemos conocido los presupuestos generales del estado para el próximo año que se resumen en una palabra: austeridad.

Bajo este panorama económico debe situarse el empresariado y los agentes sociales que, pese a no ser el mejor escenario, tienen el gran reto de seguir pensando en  fórmulas que permitan que las tasas de desempleo empiecen a disminuir.

Desde las empresas, los Responsables de Personas tenemos la gran oportunidad de imaginar nuevas formas para motivar y comprometer el talento de nuestros empleados,  buscando nuevas fórmulas de conciliar la vida familiar y profesional, prevenir situaciones de estrés y ansiedad que dificultan el rendimiento y la calidad del  trabajo. Se trata de que seamos capaces de ver que ésta es una oportunidad para que los departamentos de RRHH reformulemos nuestro papel con el objetivo de que las personas puedan y sepan que gracias a ellas las empresas son lo que son, motores para el crecimiento ético y sostenible de una nueva sociedad mejor para todos, sin exclusión de nadie.

Los retos de gestionar la Diversidad


De un tiempo a esta parte, parece ser que la gestión de la diversidad está presente en los principales foros empresariales que se organizan en nuestro país centrando la atención en cuestiones de género soslayando, sin querer, otra igual de importante como es la componente intergeneracional que tenemos en las empresas.

Como responsables de RRHH debemos ser conscientes del papel de cada persona, independientemente de su edad, sobre todo si queremos fomentar su implicación, esfuerzo y compromiso. La diversidad significa riqueza de experiencias y no podemos renunciar al valor añadido que aporta a la organización.

Tal y como nos recuerda nuestra colaboradora Sonia Muriel en su artículo “Gestionar la diversidad corporativa: el reto de RRHH”: la diversidad generacional es diversidad de valores, expectativas, preferencias y formas de entender el trabajo y la autoridad. Gestionar la diversidad se refiere a conseguir que las diferentes visiones, pensamientos y formas de ser de las personas de la organización se conviertan en una ventaja competitiva.

Si sabemos reconocer la diferencia y conducirla estratégicamente en nuestras pymes, seremos capaces de aprender y comprender la Diversidad como una Oportunidad.

Leer artículo

Saludos cordiales.

“Vamos España”: Cómo reconstruir la confianza de un país


Ayer más de dieciséis millones de españoles estábamos pendientes de una pantalla televisiva para ser testigos de un hito histórico: ser Campeones de fútbol de la Eurocopa en 2012, habiendo sido previamente Campeones  de la Eurocopa en 2008 y del Mundial en 2010. Es la primera vez que un equipo logra esta triada de premios  en cuatro años y, eso, solo ha sido posible por un equipo de personas que, orientados y motivados hacia un objetivo común, han logrado lo imposible.

El camino hasta aquí no ha sido fácil y no ha estado exento de polémicas, pero el éxito radica en la sabia gestión humana de un hombre sencillo, llamado Vicente, que ha sabido como nadie encontrar la “fórmula mágica” para movilizar las motivaciones, competencias, actitudes y el talento de un grupo de veintitrés jóvenes. Sin embargo, lo que a todos nos cautiva son los valores que destilan de solidaridad, compañerismo y generosidad.

En la actualidad, nuestro sistema financiero es como un modesto equipo “secundón”, sin embargo si somos capaces de sanear las cuentas y productos perniciosos de las entidades bancarias y si éstas empiezan a circular el dinero, quizás con el tiempo volvamos a ser un país que esté al lado de los países que lideren la economía mundial. Eso sí, contando con Valores tan importantes como la Competitividad, la Innovación, la Productividad, la Eficiencia y Eficacia acompañados por la Solidaridad, y la Responsabilidad Social de nuestras empresas, instituciones y representantes gubernamentales  para que todos trabajemos de forma ética y con compromiso de servicio.

Quizás la historia del fútbol nos ayude a darnos cuenta de que cada uno de nosotros Podemos empezar a luchar por la economía de nuestro país aportando nuestro granito de arena allá donde estemos para así construir todos un mismo objetivo y mismo sentimiento: “¡Vamos España!

Saludos cordiales.

Comunicación para una ciudadanía constructiva


Cada día las pymes de nuestro país, el verdadero escenario empresarial en el que nos encontramos, tenemos el gran reto de seguir ofreciendo servicios de calidad, apostar por nuestro personal intentando buscar fórmulas para no prescindir de él y tratando de encontrar soluciones de liquidez, entre otras diversas problemáticas.

Está claro que como miembros de un proyecto llamado Europa, estamos sometidos a unas exigencias y unos compromisos que nos están obligando a realizar políticas económicas, sociales y laborales de austeridad para alcanzar los difíciles, pero no imposibles, objetivos que nos marcan.

La historia nos recuerda que siempre han existido momentos económicos y sociales difíciles, se trata de estudiar con rigor la situación actual para encontrar distintas alternativas, aportando soluciones todos los agentes sociales implicados.

De ahí que las empresas, como agentes sociales que son, tienen un papel fundamental en la adquisición y consolidación de valores que construyen los ciudadanos de nuestro país.

Como afirma nuestra colaboradora, Helena López-Casares, en su artículo “Comunicación para una ciudadanía constructiva”,  sin profesionales ciudadanamente responsables es complicado que las compañías impacten de forma positiva en la sociedad.

Tratemos en nuestras empresas de gestionar una comunicación que sepa contagiar una responsabilidad compartida y comprometida con los empleados para que revierta en el beneficio del conjunto de la sociedad refrendado por un valor tan sumamente y, tantas veces olvidado, como es la solidaridad.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Conocer nuestra realidad empresarial: retrato de la PYME española


Desde la Dirección General de Política de la Pequeña y Mediana Empresa de la Secretaría General de Industria se ha publicado un informe sobre las características de la pyme española en 2011.

Según este informe, el tejido empresarial español, junto con el de Grecia Italia y Portugal, sigue estando constituido por pequeñas unidades de producción en mayor medida que en el resto de los países de la EU27.

Esta es una magnífica radiografía que debe ser el punto de partida a la hora de diseñar y poner en marcha distintas reformas para nuestro país, la financiera y la laboral, para conseguir paliar los estragos de la crisis económica.

Solo podemos gestionar adecuadamente aquello que conocemos, por lo tanto, es importante saber que no podemos basar nuestra maltrecha economía en sectores estacionales como la construcción y no seguir invirtiendo en tecnología y en el sector servicios, pero eso sí, de calidad y con valor añadido.

Debemos ser capaces de reinventar nuestro modelo económico y social para que podamos sentar las bases de un presente y un futuro mejor para todos. En las empresas españolas debemos ser capaces de trabajar con orientación y con calidad, apostando por el talento de nuestras organizaciones. Si somos capaces de conseguir compromiso en un clima laboral donde el miedo no tenga cabida y sí la motivación hacia y para las personas entonces nuestras empresas serán más eficientes, más productivas, más competitivas y, sobretodo, sabremos lo que significa ser responsables socialmente. Creo que es un gran reto que debemos afrontar sí o sí ¿no les parece?

En materia laboral, ¿qué nos proponen los partidos políticos ante las elecciones del 20-N? Parte III (PP)


EL PARTIDO POPULAR HACE DE SU SLOGAN EN CAMPAÑA “LO PRIMERO EL EMPLEO” EL EJE VERTEBRADOR DE SUS PROPUESTAS DE CAMBIO PARA SUPERAR LA CRISIS ECONÓMICA

Así en su programa político y como primer punto, el PP propone Estabilidad y Reformas para el empleo en un aparente ejercicio, deliberado para sus contrincantes políticos, de extraordinaria ambigüedad.

El PP nos dice en el primer punto de su programa político que “haremos del empleo la más importante de nuestras prioridades. Reformaremos el mercado laboral, para dar flexibilidad a los que crean empleo y estabilidad a los trabajadores y Pondremos las bases adecuadas para hacer nuestra economía más competitiva.

Sinceramente y para el caso de que yo hubiera sido el redactor del programa político del PP, hubiera sin duda cambiado el orden expositivo: en primer lugar sentaría las bases adecuadas, a continuación ejecutaría las reformas que fueran necesarias y por último o como objetivo, o consecuencia de todo ello, plantearía la estabilidad laboral. Puede parecer lo mismo, pero créanme que en este caso el orden de las cosas si puede alterar y mucho el producto.

Personalmente llevo un tiempo tratando de transmitir que no cabe hacer de más y/o de menos aquí o allá, al hilo de las múltiples reformas que en este último año se han producido en el panorama legislativo laboral, por cierto, con resultados francamente malos; si no que hay que tratar de atacar el problema por todos los frentes posibles, al unísono, proponiendo más que un cambio normativo, un cambio de pensamiento o modelo y por ende de forma de entender y construir una nueva economía, el trabajo , y el estado del bienestar . Y ello pasa por darle de nuevo la confianza a los ciudadanos para que consuman, y estimular, entre ellos, a quienes pueden y sepan invertir y crear riqueza, dotando de liquidez a los emprendedores, forzando a ello a la banca y haciendo atractiva la contratación laboral.

Una vez fijadas estas bases, se debería hacer frente a una reforma laboral en toda su extensión, en línea con lo comentado por mi mismo respecto de las propuestas políticas de otros partidos y que en síntesis promueva una reforma tanto en la entrada como en la salida del mercado laboral y la reforma y control del subsidio de desempleo.

Pero regresemos de nuevo al análisis del programa del Partido Popular señalando que caben destacar las referencias a las políticas laborales y de empleo que llevan por título “Empleo seguro y flexible para todos”, “Más emprendedores para la creación de empleo”, y “Formación profesional para el empleo”, respectivamente, así como las referencias directas o indirectas a las políticas sociales que aparecen en otros apartados del programa.

Cada apartado se inicia con un diagnóstico de la situación, al que siguen los objetivos que se marca el programa, para concluir con las medidas que el PP propone para hacer posible su consecución.

Así el PP anuncia una reforma laboral integral que afectaría a cinco grandes ámbitos del Derecho del Trabajo, que serían: “la contratación, la negociación colectiva, el sistema de relaciones laborales, la formación orientada al empleo y la intermediación”

Respecto de la contratación nos propone “simplificar la tipología de contratos laborales para reducir la temporalidad y dar expectativas de estabilidad, flexibilidad y seguridad a todos los trabajadores y empresas.

En segundo término, el programa del PP recupera la apuesta por un fondo de capitalización y con respecto a su puesta en marcha manifiesta que su impulso debe llevarse a cabo “de forma acompasada a la recuperación económica”.

La propuesta de reforma del marco normativo de la negociación colectiva se inspira en algunos documentos empresariales y propuestas emanadas de sectores iuslaboralistas vinculados al mundo empresarial, concediendo prioridad al convenio colectivo de empresa, otorgando una amplia libertad a las partes negociadoras para que la negociación se ajuste a los ámbitos territoriales o sectoriales. Respecto a la prevalencia jurídica de lo acordado en sede empresarial el programa determina que “tendrán prevalencia en cuestiones salariales y condiciones de trabajo los convenios o acuerdos de empresa que pacten los empresarios y los trabajadores”.

El programa del PP enfatiza un especial interés en el reconocimiento del derecho individual a la formación permanente del trabajador y a la puesta en marcha de políticas de formación profesional vinculadas al empleo, diciéndonos que . “haremos efectivo el derecho individual a la formación permanente y la recualificación mediante la implantación de un bono formación, la apertura de la oferta formativa y la evaluación rigurosa de la efectividad de las políticas activas de empleo”

El PP apuesta por una “eficaz colaboración público-privada en los servicios globales de empleo”, para reducir los “períodos de transición en el desempleo. Para ello se pretende una mayor presencia del sector privado en la intermediación laboral así como una apertura de las empresas de trabajo temporal a desarrollar también este tipo de tareas.

Termina el programa del PP con unas propuestas para reducir el absentismo laboral “injustificado”, una mejor protección de la conciliación de la vida personal, laboral y familiar, la regulación del teletrabajo como nueva modalidad del siglo XXI del contrato de trabajo a domicilio, y las bonificaciones en las cuotas empresariales a la Seguridad Social para los trabajadores autónomos que contraten a su primer trabajador.

Hasta ahora es sin duda el programa político que más espacio le ha dedicado a plantear propuestas en materia laboral. Lógico por otra parte si tomamos en consideración que como principal partido de la oposición tuvo que plantarle cara a la reforma laboral operada por el PSOE en 2010 con la presentación de más de 200 enmiendas en el Parlamento y el Senado y de las que, con toda seguridad, han partido el grueso de las propuestas en el programa electoral finalmente contenidas.

Para más información, os adjunto un enlace con el resumen del programa electoral en formato pdf.

En breve continuaremos con las propuestas contenidas en el programa electoral del PSOE.

Espero su participación activa en:

Red Española de RRHH

Blog: Más allá de los RRHH

A %d blogueros les gusta esto: