Archivo

Archive for 29 mayo 2014

Cuando podemos evitar errores


of9002Una de las tareas administrativas que más tiempo ha robado a los departamentos de RRHH ha sido la gestión de nómina, sin embargo afortunadamente ha cambiado gracias a que la tecnología nos ha provisto de sistemas de información que facilitan ese delicado trabajo.

Lo califico de “delicado” porque los errores derivados de una gestión inadecuada de nóminas pueden llevar a la empresa a incumplir con la ley con las consecuencias negativas que eso comporta, no solamente porque pueden ser sancionables sino porque además pervierten y ponen en cuestión la imagen del propio departamento respecto de los empleados.

Precisamente esta semana en el artículo escrito por ADP ¿Cómo evitar sanciones por errores en la gestión de RR.HH?, podemos reflexionar sobre el hecho de cómo “a más legislación, mayores costes: numerosos estudios muestran como la gestión de nóminas combinada con la administración de beneficios y personal, suponen el 35% de los costes totales de Recursos Humanos. Para el cumplimiento de la normativa, es imprescindible tener capacidad de adaptarse rápidamente a los cambios legislativos, tarea que requiere de habilidad y conocimiento exhaustivo en la materia.”

Los responsables del capital humano no han de caer en la falacia de pensar que su personal se reduce a una hoja más o menos atractiva de una aplicación informática de colores corporativos sino que supone tratar a los empleados como personas valiosas gracias al talento, la motivación y el compromiso con el que acometen a diario sus tareas, funciones y responsabilidades.

Es hora de liderar a las personas, así que bienvenida sea cualquier ayuda que pase por automatizar con seguridad, fiabilidad y garantía aquellos procesos relacionados con la administración de beneficios y nóminas.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Anuncios

Medir para mejorar, simplemente ¿no?


lupaPara aquellos que tenemos vocación docente, sabemos que evaluar no consiste en calificar con una nota al alumnado, sino un ejercicio reflexivo crítico sobre el aprovechamiento que éste ha realizado sobre la materia mediante pruebas objetivas de conocimiento, así como la calidad de la participación en las actividades propuestas. De esta manera, trato de valorar el esfuerzo y la motivación de los discentes.

Haciendo una traslación del aula a la empresa pienso que debe ser igual, es decir, tratar de evaluar a las personas conociendo el valor añadido que aporta cada una e identificar aquellas áreas en las que es necesario mejorar.

Uno de los retos que tienen los departamentos de RRHH es hacer ver que la evaluación no es un proceso que la plantilla deba temer sino un elemento motivador para que las personas puedan ser conscientes de sus fortalezas y debilidades para ver de potenciar las primeras y hacer disminuir las segundas.

Precisamente esta semana nuestro colaborador Roberto Luna, en su artículo Con la lupa en la gestión del talento nos recuerda que: “medir no es fácil en las organizaciones, pero para medir necesitamos ser sensibles a la situación actual de cada empresa y construir poco a poco el sentido y la sensibilidad hacia la mejora. Solo así se puede hacer congruente un proceso de medición con una cultura de aprendizaje organizativo”.

La evaluación es el mejor motor para el aprendizaje porque permite identificar los errores y las dificultades y sus causas así podemos buscar soluciones.

Me gustaría acabar con unas palabras de Ángel Gabilondo que entre 2009 y 2011 fue Ministro de Educación que invitan a pensar que la evaluación es un proceso estratégico en las organizaciones que no hemos de dejar al azar porque “lo que no se evalúa se devalúa.pero lo que se evalúa mal se deteriora”.


Leer artículo


Saludos cordiales.

Categorías:RRHH

Equipos comprometidos, equipos altamente motivados


emotions2El otro día llegué un poco antes al entrenamiento de fútbol de mi hijo. Fue una magnífica oportunidad para ver y recordar cómo podemos aprender de los niños la capacidad de disfrutar, de compartir, de formar equipo y, sobretodo, de “sentir los colores”, contando sólo con seis años de edad.

El que más y el que menos ha jugado algún juego de equipo y sabe la importancia que tiene cada uno de sus miembros, así como la necesidad de un líder que los guíe. También sabemos que el buen ambiente es la mejor semilla para que se cree un buen clima y de esa forma ganamos compromiso y motivación ¿Acaso no podríamos aplicar estas mismas premisas en las empresas en las que trabajamos para que los empleados sientan que no son un mero recurso?

Según Roberto Luna en su artículo Cuando un equipo comparte emociones … Más con menos nos recuerda que “es un buen momento para formarnos todos, para ganar empleabilidad, para aprender aquello que no podíamos, pues la acción hacia las estrategias de desarrollo han caído “algo”, pero no por ello debemos abandonar el seguir mejorando como profesionales. Es el mejor momento para hacer más con menos, y seguir estando desde la más absoluta profesionalidad y desarrollo. No tendremos tanta inversión en gestión del talento pero podemos seguir aprendiendo nuevas herramientas”.

Los empleados necesitan saber que forman parte de la empresa y que todos reman en la misma dirección para conseguir que la organización gane en productividad y competitividad.

La crisis no puede ser la excusa para no seguir valorando a los empleados en su justa medida y eso no necesariamente se traduce en coste sino en otras formas creativas que le hagan saber que contamos con ellos y valoramos positivamente el valor añadido que aportan diariamente.

En terminología típica de semana santa, se trata de que los responsables del talento en las organizaciones han de ser como los capataces de las cofradías que saben dirigir con precisión y acierto el movimiento pausado, pero firme de sus hermanos, para evitar que caiga el paso que llevan en sus espaldas. La penitencia es dura, pero solo desde la creencia en el capital humano las empresas podrán salir fortalecidas de los momentos difíciles actuales.

Leer artículo

Saludos cordiales.

A %d blogueros les gusta esto: