Archivo

Archive for 30 abril 2014

Cuando dejamos que la ilusión entre sin cortapisas en las organizaciones


FOTOS-FEBRERO-2013-011Parece ser que la crisis sigue siendo el tema estrella de una “agenda setting” desde un discurso derrotista y pesimista que mina el ánimo de las personas día a día.

Es cierto que no son tiempos fáciles para las empresas pero eso no es óbice para que éstas no dejen de apreciar el valor añadido que aportan las personas e imaginen nuevas posibilidades para que éstas se desarrollen de forma adecuada.

Seguimos con unas tasas de desempleo dramáticas, nuestros jóvenes viajan a países que les ofrezcan un mejor futuro, la desigualdad social se hace cada vez más evidente. pero no podemos ni debemos darnos por vencidos.

Las organizaciones han sido invadidas por el miedo y el temor y es el departamento de RRHH el que debe promover un cambio de actitud y convertirlos en ilusión y motivación. El pasado no lo podemos cambiar, pero si trabajamos el presente con honestidad, solidaridad, igualdad, equidad y ética, estamos construyendo un futuro mejor porque esos y no otros valores son los que hemos de recuperar, defender y preservar.

Esta semana nuestro colaborador Ángel Largo nos recuerda que “en estos precisos instantes el que más y el que menos necesitamos unas dosis de ilusión y de motivación extra. Hay días que parecen muy complicados, retos que parecen imposibles de alcanzar y adversidades que nos hacen mucho más duro el camino. Pero si escuchamos a personas que lograron superarse, que hicieron de una adversidad una oportunidad, y que consiguieron retos que nos parecen enormes, entonces recuperamos algo de aliento y vemos que puede ser posible aquello que nos proponemos.”

Pienso que recordamos lo que elegimos así que ya va siendo hora que empecemos a trabajar para a motivar e ilusionar a los empleados y así estas personas valiosas sentirán que el éxito de la empresa les pertenece y lucharán con todas sus fuerzas y sus fortalezas para dar lo mejor de sí mismas.

Tenemos el poder de cambiar el signo de los acontecimientos, así que es hora de mudar el gesto taciturno por uno motivador y conciliador que empieza por un pequeño gesto, como puede ser recobrar la ilusión perdida, continuar con motivación perseverante y que todo apunte, si las cosas las hacemos co(n) razón un final esperanzador para todos.

Leer artículo

Saludos cordiale.

Anuncios

La necesidad urgente de un ejercicio de liderazgo real en las empresas


Imagen 1La crisis ha sido, es y seguirá siendo la excusa para que muchas organizaciones adelgacen el número de empleados. Amparados en las cifras de los balances económicos y financieros parece ser que los expedientes de regulación de empleo y los despidos se siguen sucediendo, además de la fuga de talento de nuestros jóvenes sobradamente preparados a países vecinos en los que esperan tener la oportunidad de trabajar.

Las empresas son guiadas por gestores con políticas conservadoras que prefieren no invertir en capital humano y se resisten a variar su tradicional hoja de ruta y que orientados por el miedo a perder la posición que ocupan son incapaces de dar respuesta a las necesidades reales de las organizaciones que demandan.

Sin embargo, existe una minoría de empresas, sobre todo pymes, a lo largo y ancho de nuestra geografía , que están guiados por profesionales de la gestión del talento que ejercen un liderazgo real que se basa en saber diseñar y poner en marcha formas creativas para motivar a su personal y no necesariamente pasan por incrementar su nómina sino en hechos tan necesarios y altamente motivadores como mejorar la comunicación, tener un plan de desarrollo profesional, fórmulas para conciliar la vida familiar con la laboral, que hacen que los empleados sientan que son cuidados y valorados en su justa medida, lo que hace que éstos se comprometan con y para la empresa.

Esta semana nuestra colaboradora Sonia Rodríguez en su artículo El liderazgo actual afirma que el liderazgo actual debería apoyarse en la inteligencia emocional y en muchas de las competencias de un coach. Si el fin del coaching es ayudar a las personas a conseguir resultados extraordinarios en sus vidas, carreras profesionales y cualquier otro ámbito, tiene mucho sentido que sea el líder la figura que ayude a los miembros de su equipo a mejorar su desempeño.

Para los líderes de personas, la crisis es una oportunidad para mostrar y demostrar que el éxito de las empresas solo es posible con el valor añadido único e irrepetible del talento humano, pieza única, irrepetible e insustituible en el complicado engranaje de una nueva forma de entender el progreso de una nueva sociedad basada en la igualdad, la equidad, la solidaridad y la tolerancia de todos los agentes sociales implicados.

Leer artículo

Saludos cordiales.

A %d blogueros les gusta esto: