Pedir ayuda


sufrir-en-silencioParece ser que hoy en día eso de pedir ayuda no está bien visto porque nos han hecho creer que esa actitud es una muestra de debilidad y, por lo tanto, inadmisible si queremos que nuestra imagen poderosa no se vea afectada por ello.

Esta afirmación resulta cuestionable ya que si pensamos, más bien poco, nos damos cuenta que las personas no somos islas sino seres sociales que necesitamos unos de los otros para poder avanzar y aprender a lo largo de nuestras vidas.

Sin embargo, estamos insertos en una sociedad en la que la participación y cooperación son todavía visiones utópicas de un presente construido desde y para la competencia.

Esta semana nuestro colaborador Ángel Largo en su artículo Sufrir en silencio nos recuerda la importancia que tiene el hecho de solicitar ayuda no solamente en el ámbito laboral sino en cualquier ámbito de nuestras vidas. Según sus palabras ” Nadie somos superhéroes ni podemos con todo. Si estamos sufriendo por algo debemos hablar con alguien, arrojarlo y soltarlo al exterior y solicitar ayuda. El “yo puedo con todo” ha supuesto muchas catástrofes en la historia de la humanidad.”

Hace unos días nos dejaba un artista universal, Paco de Lucía, que supo ser el mejor embajador del flamenco de todos los tiempos porque supo ganarse el respeto y la admiración de todo el mundo mostrando su sensibilidad, gracias al sonido inigualable e irrepetible que arrancaba de su guitarra, a pesar de las dificultades que encontró por el camino.

Un Maestro nacido en una humilde familia de Algeciras que gracias al providencial regalo de una guitarra que le hizo un tío suyo cuando contaba con 11 años aprendió que la música podía ser el mejor reclamo para pedir ayuda y mejorar la existencia de los suyos.

Pedir ayuda es reconocer el valor que los demás me pueden dar para ser todos mejores. Pedir ayuda significa no estar solo es sentir que todos formamos parte de un equipo. Pedir ayuda es un acto de valentía inteligente que ya va siendo hora que incorporemos en el listado de valores que deberían presidir en las organizaciones de las que formamos parte. Una excelente lección de liderazgo, ¿no les parece?

Leer artículo

Saludos cordiales.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: