Archivo

Archive for 26 febrero 2014

(in)Fluir en las organizaciones


CHANGEContinua el adelgazamiento “sine die de personal “en las empresas buscando ahorrar costes sin realizar un análisis ni tomar otras medidas que permitan otro tipo de acciones y estrategias. Para aquellas personas que tienen la fortuna de no entrar en las listas de desempleo viven todo el tiempo angustiadas por un futuro incierto ya que la mayoría de organizaciones no son capaces de ver nuevas posibilidades y continúan haciendo lo mismo, sin considerar que el mercado y sus exigencias han cambiado y deberían anticiparse a las mismas.

Parece ser que la función de Recursos Humanos ha desaparecido para dar paso a un ejecutor de relaciones laborales que trate de minimizar costes de personal tanto en número como en retribución. El talento se descuida impunemente achacando esta situación, como no, a la crisis económica y a lo menos real falta de demanda interna.

Sin embargo, hemos de saber conducir los nuevos escenarios que se nos presentan de una forma en que el cambio sea identificado como una oportunidad y no como una amenaza.

Esta semana nuestro colaborador Roberto Luna en su artículo Hablar de cambio es seguir anclado en el pasado. Flow, nos sugiere tanto a nosotros mismos como a nuestros equipos de trabajo que resituemos el tema del cambio para hablar diariamente de él, hasta que ya no entendamos que es un cambio en sí, sino una situación estable de cambio. Y así nos vayamos dando cuenta que esto es un fluir, como el fluir del río, donde todo está en movimiento, y nosotros también. Y en ese movimiento nos podemos recrear y podemos disfrutar, pues el movimiento es vida.

Tal vez si los profesionales que se dedican al capital humano supieran vender y demostrar que el talento de las personas es el responsable de los beneficios, pusieran en marcha una gestión excelente la comunicación en nuestras empresas y fuesen catalizadores de políticas que se dirigieran a creer y motivar al personal, solo entonces, sería posible (in)fluir en las organizaciones y hacerlas más competitivas para el inhóspito mercado y más solidarias y humanas para la sociedad.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Anuncios

Silencio por favor, estoy trabajando


ruido-en-el-trabajoTengo el convencimiento que la mayoría de personas estamos de acuerdo en la necesidad de estar tranquilos para concentrarnos en las tareas que estamos realizando en cada momento. Quizá los “temidos ladrones del tiempo” como son las llamadas, los correos y las reuniones no previstas que irrumpen cual sunatmi, provocan que atendamos y dirijamos nuestra atención de una forma inadecuada.

Es necesario tomar conciencia que la productividad de un profesional se ve afectada y disminuye si tiene elementos distractores ambientales que bloquean el nivel de concentración que requiere el trabajo que va a poner en marcha.

En palabras de nuestro colaborador Ángel Largo en su artículo Así no hay quien se concentre, afirma que Un Director de Recursos Humanos, buen amigo y mejor profesional, me decía que para analizar la legislación laboral y los posibles casos de conflictividad en su compañía, y os aseguro que se trata de una empresa muy conflictiva, se encerraba y pedía a sus colaboradores absoluto silencio para poder concentrarse en la lectura. Estoy convencido que eso le ha servido para ser más diligente en su trabajo y poder hacer las cosas con mayor ratio de éxito.

Las personas necesitamos un ambiente tranquilo que invite a pensar, a colaborar, a participar y respetar el espacio y tiempo de sus compañeros y superiores para conseguir que podamos aportar valor añadido a nuestro trabajo.

Hemos de ser exigentes, pero flexibles con nuestro tiempo; hemos de planificarlo y aceptar que puedan haber cambios. Hemos de fomentar encuentros y reuniones planificadas y con un orden de temas a tratar y que no sean fruto del azar; hemos de encontrar tiempo para pensar en qué estamos haciendo y cómo podemos mejorarlo. Hemos de buscar tiempo para divertirnos con lo que hacemos porque al estar motivados seremos más competentes.

En definitiva, descubramos la necesidad de la serenidad que nos proporciona el silencio en las organizaciones porque parafraseando a Nietzsche “el camino a todas las cosas grandes pasa por el silencio”.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Imaginando nuevas oportunidades


357387317_b0af335183Esta semana tengo la gran responsabilidad y oportunidad de explicar a un foro un tanto peculiar formado por veinticinco niños y niñas de seis años cuál ha sido y es mi trayectoria profesional, o lo que es lo mismo, qué he hecho y hago para ganarme la vida. Este gran reto ha supuesto para mi ser consciente de cómo la función de RRHH ha evolucionado al igual que yo mismo desde que decidiese iniciarme hace 30 años contando para ello con una licenciatura en mi caso de derecho y con una gran motivación por saber los entresijos de una desconocida función como era la dedicada a los Recursos Humanos en ese tiempo.

Siguiendo el testigo de la originalidad del más famoso cuarteto musical que ha tenido la historia, The Beatles, al ofrecer su último concierto juntos desde la azotea del edificio donde se encontraba el estudio de grabación y ensayo hace ya cuarenta y cinco años, he preparado un speech lleno de magia que me ha servido para renovar mi confianza en la importancia del factor humano como único motor que puede y debe cambiar el rumbo de la historia en las organizaciones que es capaz de derrotar al temido enemigo al que nos enfrentamos: la crisis.

Precisamente esta semana nuestro colaborador Andrés Ortega en su artículo 10 comportamientos que crean culturas innovadoras afirma que para innovar fundamentalmente hay que tener comportamientos diferentes y, cambiar comportamientos implica cambiar hábitos.y, cambiar hábitos implica esfuerzo y determinación de una manera sostenida en el tiempo. Un precio que muchas organizaciones y muchos profesionales no están dispuestos a pagar, aunque sean plenamente conscientes de las consecuencias asociadas a mantener inamovibles sus estrategias, procesos y.claro está, sus comportamientos.

Eso sí, sin que estos cambios supongan un recorte irracional de derechos y salarios que hagan inviable la apuesta por el talento y su desarrollo en las organizaciones.

Es hora de empezar a imaginar nuevas oportunidades económicas y sociales porque éstas son, de forma indubitada, el germen necesario para un futuro esperanzador para todos. Y parece ser que la ciudadanía ya da muestras de ello como hemos visto recientemente con el tema de la obra del bulevar de Gamonal, la paralización de la privatización sanitaria de Madrid, entre otros.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Tanteando la motivación de los jóvenes por su futuro laboral


talent-attitudeHace pocos días tuve la oportunidad de compartir una clase con un grupo de jóvenes universitarios en la que hablamos de la importancia que tiene el clima laboral, máxime cuando el ambiente en el que se desarrolla es tan incierto como en el que hoy nos encontramos.

Más allá del tema que nos ocupaba discutimos otros temas entre los que destacó sus expectativas laborales, teniendo en cuenta que Eurostat situó hace poco a España a la cabeza de Europa en paro juvenil.

Ellos saben perfectamente que el futuro que les espera no parece prometedor, sin embargo la mayoría se preparan en idiomas por si deciden marcharse fuera del país para buscarse la vida.

Nuestro colaborador Roberto Luna dedica su artículo Con el talento por sombrero: jóvenes a la deriva a los miles de jóvenes que se están yendo “a hacer las américas” y que ni siquiera tuvieron opción. Esos jóvenes que se llevan el talento por sombrero y que espero un día puedan usar, pues todos merecemos el respeto y la dignidad humana de trabajar con nuestro talento.

Por mi experiencia docente, he impartido y compartido clases con muchas personas jóvenes y con algunas de ellas mantengo el contacto como es el caso de una persona que supo desde su tierna infancia que los idiomas abrían una infinita gama de oportunidades y decidió estudiar inglés y alemán, que le han ayudado a conseguir un excelente puesto directivo en una prestigiosa multinacional suiza.

Pero también tengo el caso de otra persona que a pesar de todo su potencial decidió quedarse en España y seguir al frente de su negocio que ha sabido reinventar para seguir adelante con el esfuerzo, la ilusión y perseverancia que son sus signos de su marca personal.

El 22 de enero tenía lugar el Foro Económico de Davos que abordó, entre otras cuestiones, el elevado desempleo juvenil. Esperemos que no sea otra oportunidad perdida sino un compromiso real para que presidentes, consejeros delegados y directivos empresariales junto con políticos y expertos en materia económica diseñen las estrategias para cambiar un panorama laboral que niega la entrada al valioso talento de nuestros jóvenes y vapulea el talento del resto de empleados.

De esta forma, los Responsables del talento en las organizaciones liderarán políticas que generen confianza y compromiso para un mejor clima laboral basado en el respecto, cuidado y motivación con y para las personas sin el menoscabo de sus derechos laborales y beneficios sociales empresariales.

Leer artículo

Saludos cordiales.

A %d blogueros les gusta esto: