Inicio > Empresas, Formación, laboral, Management > Datos para la esperanza

Datos para la esperanza


corazon-en-cristalHemos empezado la semana con una noticia positiva: la reducción de paro en el mes de noviembre. Independientemente de la variopinta explicación y valoración que hacen los expertos es un motivo para la esperanza, a pesar de que todos sabemos que este tema es una prioridad máxima si nuestro país quiere recuperar la confianza de los mercados y los inversores para poner en marcha una economía herida gravemente por los estragos que le ha ocasionado la crisis.

Cada día somos más conscientes de las realidades dramáticas que padece un familiar, un vecino, un amigo, cuando el desempleo se hace presente en su vida. Hoy más que nunca estamos siendo testigos de cómo muchas familias han perdido su casa, su empleo, y lo más importante, en algunos casos, su familia, debido a las dificultades económicas que deben afrontar.

Hay familias que han tenido que volver al hogar de sus padres y éstos con una mísera pensión hacerse cargo de sus hijos y nietos, verdaderos héroes donde los haya de la crisis. Y comento este tema porque se acercan las fiestas navideñas y pensamos que hay que ser buenos esos días olvidándonos que nuestro compromiso como personas no se circunscribe a una fecha señalada en rojo en un calendario sino a una actitud solidaria ante la vida y ante las situaciones que ésta nos reta a diario.

Precisamente porque vivimos en estos tiempos de cambio, tiempos líquidos que requieren emociones líquidas. que emerjan, discurran, fluyan y se filtren y que, obviamente, requieren líderes y managers que se conviertan en gestores de emociones; personas que identifiquen sus propias emociones y que las gestionen de forma adecuada, que sepan dar respuesta y abordar emocionalmente un ataque de ira, una explosión de júbilo o un momento de llanto y tristeza., tal y como afirma nuestro colaborador Andrés Ortega en su artículo Gestionar emociones es liderar el cambio.

Es hora de solidificar los valores que nos trasmitieron y transmiten nuestros padres basados en el valor del trabajo, la lucha por una sociedad justa, equitativa, solidaria, democrática y ética. Esos son los pilares en los que edificar una nuevo sistema económico, social y político, ¿no les parece?

Leer artículo

Saludos cordiales.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: