Archivo

Archive for 30 enero 2014

Aprovechar el potencial de las segundas oportunidades


comprobacion-de-referenciasResulta curioso que la mayoría de gente piense que hay problemas tan graves y complejos que no tienen solución, tal vez porque les hayan mal acostumbrado a enquistarlos y a no dedicarles el tiempo que se merecen para buscar soluciones y ponerlas en marcha. Muchos ejemplos pueden ilustrar esta afirmación como son el hambre, la pobreza, el desempleo y tantos otros que tendemos a pensar, a priori, como irresolubles; sin embargo eso no es cierto.

Precisamente hace poco leía las conclusiones de un estudio elaborado por una prestigiosa ONG que afirmaba que la erradicación del hambre no es una utopía sino que podría ser una realidad si somos capaces de tomar un conjunto de acciones que conduzcan a concienciar a todos los estados del mundo a asumir una serie de responsabilidades y políticas comprometidas orientadas a tal fin. Podemos y debemos darnos una segunda oportunidad para conseguir este gran objetivo.

Aterrizando en la realidad de nuestro país y centrándonos en la problemática del desempleo, pensamos que una persona como individuo no puede cambiar las cosas, pero nos volvemos a equivocar porque nuestra historia más reciente nos dice con ejemplos, muchos de ellos positivos como fue el caso de Vicente Ferrer, que supo entender que con un trabajo se les devolvía la dignidad a las personas y que, gracias a ello, empezaría a escribir un presente más solidario, ético y comprometido porque creían en el poder que tienen las segundas oportunidades.

Esta semana nuestro colaborador Ángel Largo en su artículo Dar una segunda oportunidad nos ilustra con dos experiencias propias cómo aprendió a comprender el valor de los errores y “a no prejuzgar a las personas, ni clasificar a nadie por lo que ha sido anteriormente o lo que ha hecho en el pasado. Y sobre todo a dar una segunda oportunidad a las personas, aun teniendo un pasado de errores, ya que las circunstancias pueden ser cambiantes, o bien las personas pueden reaccionar positivamente ante un error cometido y reconocido.”

Estamos demasiado acostumbrados a justificarnos diciendo que no hacemos nada porque no sirve de nada y de esta forma seguimos perpetuando una sociedad cada vez más desafectada y desmotivada, a excepción de algunos movimientos sociales y civiles que parecen erigirse con una voz y conciencia crítica.

Ya va siendo hora que desterremos los prejuicios y nos pongamos a pensar y actuar para/con las personas en nuestras organizaciones, ¿no les parece?

Leer artículo

Saludos cordiales.

Anuncios

La magia de pensar y actuar diferente


4046599004_c3cd233c64En alguna ocasión he comentado que en uno de mis primeros trabajos se me exigía hacer un vaciado de una media de docena de diarios para que la empresa que me contrató supiese en todo momento cuáles eran los temas económicos, empresariales, sociales y políticos del momento.

Esta tarea que, a simple vista, puede resultar tediosa, fue un gran aporte para entender y comprender las circunstancias que nos rodean, además de permitirme estar informado y formado permanentemente, aunque a veces “deformado”, debido al dirigismo especulativo de los grupos de comunicación.

Esta tarea la convertí en un valor añadido intelectualmente cuando permití que me ayudase a construir una visión reflexiva y crítica de los acontecimientos y, eso, ha propiciado que piense y actúe de una forma diferente a la establecida. Con ello quiero transmitir la idea de imaginar nuevas posibilidades para un presente y futuros inciertos.

Esta semana nuestro colaborador Andrés Ortega en su artículo Innovación y Liderazgo al son de la marcha de Radetzky, nos recuerda cuán importante es hacer las cosas de forma diferente en la gestión del talento en las organizaciones y para ello lo ilustra con un bello ejemplo que pudimos disfrutar el primer día del Año como fue el Concierto de Año Nuevo .

En palabras de Ortega “Daniel Barenboim ha puesto de manifiesto que un equipo de alto rendimiento,(una orquesta filarmónica en este caso, es el resultado de la trasferencia de responsabilidad y confianza; ha evidenciado el maravilloso poder del reconocimiento explícito a través del agradecimiento a todos los miembros de su organización y ha asumido el riesgo de dirigir de forma diferente. nada más y nada menos que no-dirigiendo.”

Acabo con las motivadoras palabras del filósofo y humanista José Antonio Molina, que leí en un artículo del magazine semanal de un prestigioso diario nacional, en el que se leían los deseos para el 2014 de catorce personalidades de diversos ámbitos; el nos dijo “hay que cambiar la representación y liderazgo de la sociedad para acabar con la sensación de precariedad institucional que se vive en España a diferencia de otros países que también afrontan dificultades económicas”.

Los responsables del talento en las organizaciones ya están perdiendo el tiempo si no son capaces de aprender a atreverse a pensar y actuar diferente para convertirse en líderes de personas, siguiendo el ejemplo inspirador de Barenboim.

Leer artículo

Saludos cordiales.

2014, año de luchas y esperanzas


case-for-innovation-talent-managementRecién estrenado este 2014 me gustaría recordar dos aniversarios especiales de los muchos que nos depara este año como son: los 150 años de una de las grandes obras de Charles Dickens “Cuento de navidad” y los 150 aniversario de una institución tan emblemática como es la Cruz Roja Española.

Corría 1863 cuando un suizo llamado Henri Dunant pensó en crear una sociedad de socorro neutral para prestar ayuda humanitaria, independientemente de nacionalidades, creencias y razas. Un año después nuestro país se adhirió a esta organización que no ha tenido miedo a evolucionar de acuerdo con las necesidades sociales del momento. Un ejemplo para la esperanza y las bases para una solidaridad verdadera.

Paralelamente Dickens nos ofrecía una historia que en un principio parece describir la situación actual que vivimos ya que habla de cómo la codicia, la avaricia larvan el peor de los cánceres en las personas: la ruindad. Sin embargo y, gracias a su maestría literaria, nos da ideas sencillas que si queremos nos pueden ayudar a cambiar ese sinsentido por un norte presidido por la redención, solidaridad y esperanza.

Estamos demasiado acostumbrados a ver a los “Sres. Scrooge” en los banqueros sin escrúpulos, en políticos y agentes sociales corruptos sin cuestionarnos si nuestras acciones y palabras con las personas de nuestro entorno empresarial están igual de contaminadas por ese pernicioso y contagioso espíritu.

Ahora que todos somos testigos de los nefastos resultados de una gestión económica, social y política centrada en el consumismo extremo, la idealización de lo material, es hora que cambiemos nuestras actitudes y seamos capaces de trabajar para ganar la confianza en nosotros mismos si apostamos por unas actitudes y valores sólidos y compartirlos con las personas de nuestro alrededor.

Esta semana nuestro colaborador Roberto Luna en su artículo Innovación y gestión del talento: más que primos hermanos afirma en esta misma línea discursiva que en el liderazgo y el talento directivo también es necesario ese ambiente de equipo capaz de generar confianza entre sus miembros, la necesaria como para que surjan comportamientos extra-rol o cívicos que son los que posibilitan las sinergias positivas.

Que 2014 sea un año en el que luchemos con esperanzas renovadas para hacer brillar con luz propia el talento que existe en nuestras empresas presentes y futuras.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Después de 500 años El Príncipe de Maquiavelo sigue presente


2014Hace unos días se cumplían 500 años de un clásico de la literatura universal , a pesar de ser un tratado de teoría política moderna, y me estoy refiriendo a la obra “El Príncipe” de Nicolás Maquiavelo cuyo primer reconocimiento fue el que hiciera Lorenzo Médici al obsequiar al autor con dos únicas botellas de vino que desconocemos si eran una forma de recuperar su favor o no.

A pesar de tener una mala prensa injustificada por lecturas tendenciosas y malintencionadas, ciertos estudiosos consideran esta obra como el germen del marketing político, otros consideran al autor como el fundador del republicanismo moderno, pero otros más bien lo reconocen como un firme defensor de la guerra. Sea como fuere, es una obra que en la actualidad cobra su importancia tal vez porque se mueve con una facilidad pasmosa entre las aguas turbulentas de la ambigüedad, una presunta y controvertida amoralidad y un oportunismo que parecen describir la cruel realidad en la que sobrevivimos.

Uno de los eminentes pensadores de nuestro país, José Antonio Marina, afirma que en esta obra se habla de un hecho tan importante como es que” los problemas sociales no tienen solución política, sino ética. Cada fallo ético impone una mala solución política.” Más de uno de nuestros dirigentes y, no solamente me refiero exclusivamente políticos, debería tomar nota del tema visto la excesiva cantidad de escándalos que salpican los medios de comunicación.

Esta semana nuestro colaborador Ángel Largo nos ofrece una serie de sugerentes ideas para poner en marcha en el recién estrenado año en su artículo ¡¡¡Vaya año 2013¡¡¡ ¿Que vas a hacer en el 2014? en el que deberíamos incorporar en nuestra vida diaria como es ayudar alguien que lo necesita: No tiene por qué ser necesariamente ayuda económica, quizás necesita que le escuches, que le presentes a alguien, que le apoyes, que llores con él o ella, que rías con él o ella, que le alegres el día. Hay pequeños actos diarios que hacen que los demás se sienten bien.

Precisamente, tal y como afirmaba Maquiavelo, El que no coloca los cimientos con anticipación podría colocarlos luego si tiene talento, aun con riesgo de disgustar al arquitecto y de hacer peligrar el edificio. Así que ya va siendo hora de ponernos a trabajar seriamente en las bases de un futuro más Humano en nuestras organizaciones porque la crisis solo ha sido el punto de inflexión que necesitábamos para darnos cuenta de que la política al igual que la economía somos las personas ¿o no?

Leer artículo

Saludos cordiales.

Seguir hacia adelante, sí o sí


crisisRecientemente he visto un anuncio en el que se reflexiona sobre qué nos identifica como país y me he preguntado si esta misma idea la deberíamos trasladar al seno de nuestras organizaciones. Me explico. ¿Qué características tienen las empresas españolas? ¿Cómo podemos volver a conquistar los mercados? ¿Tenemos el capital humano necesario para reinventar productos y servicios? ¿Qué medidas hemos de afrontar para que la tendencia del desempleo empiece a cambiar? ¿Qué mecanismos debemos poner en marcha para garantizar un modelo de relaciones laborales justo y equitativo para cada uno de los agentes sociales implicados?

Esta semana nuestros colaboradores Miriam Bieger y Julio Ramos en su artículo El profesional de Recursos Humanos antes y después de la crisis nos sugieren que empezamos una nueva etapa, la recesión ha terminado. Aunque queda tiempo para que veamos los efectos reales en el entorno empresarial y en la reactivación del mercado laboral, nos enfrentamos nuevamente a una oportunidad para prepararnos todavía mejor y de volver a reinventar la función.

En esta travesía de la crisis los responsables del talento de las organizaciones han tenido y siguen teniendo un papel principal porque sabemos que la viabilidad y futuro de las organizaciones está precisamente en las personas y en cómo podemos gestionar el valioso capital que aportan, aunque nuestro modelo de relaciones laborales y la reciente reforma laboral no nos deje demasiado margen de maniobra.

Pero eso no es excusa sino que debería ser un acicate para exigir a nuestros gobernantes y agentes sociales una mejor y mayor implicación en sus deberes en los que también nos hemos de incluir como ciudadanos. Es bueno pensar que el estado de bienestar no es algo que nos viene dado sino que es una realidad que si queremos seguir disfrutando hemos de implicarnos y comprometernos en un proyecto solidario tan importante como es construir el futuro de una nueva sociedad española en el que sus instituciones serán las mejores embajadoras para el resto del mundo.

Espero que 2014 sea el primer paso de este sugerente y no menos retador cambio en el que todos podemos llamados a la acción, dejando atrás la desafectación que nos ha inoculado la crisis.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Dando forma al futuro o deformando el futuro


file4111294493612Para los que llevamos tiempo en las “trincheras” de la función de RRHH sabemos que, a pesar de aplicar las cuestionables reformas laborales que nos han tocado en suerte aplicar, pensamos que es necesario una profunda y estructural del sistema económico, social y político. Hemos de evitar hacer “refritos” de recetas pasadas y empezar a sentar las bases de un cambio “real y profundo” del Sistema.

Esta semana nuestra colaboradora Sonia Rodríguez, en su artículo Algunas reflexiones sobre el futuro laboral, nos recuerda que lo importante es la actitud, las competencias personales y el talento; el expediente académico tendrá cada vez menos valor. ¿Y por qué lo creo? Porque es muy difícil competir con un profesional que sienta pasión por lo que hace, ya que es el que busca la excelencia.

Hemos de buscar soluciones para evitar la fuga de talento en nuestro país y eso se consigue invirtiendo en educación de calidad que garantice excelentes profesionales y que dé respuesta a las necesidades actuales y futuras de la sociedad en la que vivimos, y no caer en la trampa de ser meros expendedores de títulos.

También es necesario que reorientemos la oferta de servicios y productos que ofrecen nuestras empresas para ganarnos la confianza perdida de los mercados, haciendo que las personas se impliquen y comprometan en la obtención de niveles muy por encima de la excelencia exigida.

Pero, para ello, es necesario que tomemos conciencia del papel activo que juega la función de RRHH en la gestión para el cambio y cómo las nuevas aplicaciones tecnológicas ayudan a lograr una mayor motivación y pasión por parte de los empleados que conforman la organización. El Futuro de una organización se basa fundamentalmente en la identificación y retención del Talento porque son las Personas las que hacen posible su existencia o no; así que tratémoslas con el respeto y la dignidad que se merecen y que se ganan con su valiosa e incuestionable vilipendiada aportación.

Les deseo que disfruten de una Feliz Navidad.

Leer artículo

Saludos cordiales.

In memoriam: Nelson Mandela un líder con principios


charleschaplinHace pocos días el mundo se quedaba huérfano porque fallecía el hombre de la eterna sonrisa amable a pesar de haber consumido un cuarto de su vida en una cárcel de escasamente cuatro metros, por el único delito de luchar contra el régimen de segregación racial y por apadrinar la democracia en su país.

La voluntad de seguir adelante a pesar de las dificultades, el respeto y cariño que mostraba hacia las personas, la coherencia entre sus palabras y acciones, la clarividencia de su pensamiento, la generosidad de su espíritu, en el que no tenía cabida ninguna clase de rencor, fueron, sin lugar a dudas, lo que hicieron de él un líder en el que deberíamos inspirarnos los profesionales que tenemos la enorme responsabilidad de gestionar el talento de las personas.

Él sabía mejor que nadie que era más que 466/64 era ‘Rolihlala’, su nombre de nacimiento; ‘Nelson’, apodo escolar; ‘Madiba’, por el clan; ‘Tata’, padre de la democracia; ‘Khulu’, el abuelo y ‘Dalibhunga’, primer nombre adulto. En cuatro palabras: un líder con principios.

Como gran estratega y con un sentido común certero, entendió que el deporte podía ser la mejor herramienta estratégica para unir a personas de distintas razas enfrentadas por ideas irracionales, impregnadas de una intolerancia intolerable y sin sentido. De esa manera sentó las bases de un futuro mejor basado en el respeto y la integración. De hecho fue en 1993 cuando le concedieron el Premio Nobel de la Paz por su infatigable lucha contra el apartheid dentro y fuera de su país.

En los tiempos que corren podemos pensar que es mejor no pensar en el futuro ya que parece no ser demasiado positivo, sin embargo esta semana nuestro colaborador Roberto Luna en su artículo El futuro del trabajo. Retos y oportunidades nos anima diciendo que “La cuestión es si somos capaces de reinventar de nuevo este futuro sin añorar nuestros sueños y proyecciones de hace unos años. Al fin y al cabo, el futuro siempre está en el aire, pero también depende de todos nosotros.”

Finalizo con unas palabras de Mandela: “Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien”.

Gracias por mostrarnos con tu ejemplo que la tolerancia, el respeto y la libertad son una conquista a la que no podemos renunciar.

Leer artículo

Saludos cordiales.

A %d blogueros les gusta esto: