Inicio > laboral, Líderazgo, Management, Recursos Humanos, RRHH, RRLL > Deshacernos de la indefensión aprendida

Deshacernos de la indefensión aprendida


indefensic3b3nMuchos de vosotros habréis escuchado alguna vez el cuento de aquel elefante al que desde bien pequeño le pusieron unos grilletes para que no pudiese escapar del circo y de cómo éste al ver que tras intentar escapar y no lograrlo creció con la falsa creencia de que no podía escapar y dejó de intentarlo. Ese fenómeno es lo que en psicología se conoce por “indefensión aprendida”.

De un tiempo a esta parte, parece que este fenómeno se ha instaurado en nuestras organizaciones provocando que se resienta de forma negativa la motivación del personal. El miedo a perder el trabajo, la sucesión de EREs en cualquier empresa, sea del tipo, tamaño y sector que sea, las novedades legislativas para establecer un nuevo marco de Relaciones Laborales, las disputas estériles de los agentes sociales sin búsqueda efectiva de soluciones, etc., sean, entre otras, el mejor caldo de cultivo para que aparezca en las personas ese sentimiento de que las cosas suceden porque escapan a nuestro control.

En palabras de nuestro colaborador Roberto Luna, en su artículo Solo sé que no puedo hacer nada… ¿Cambiamos el chip?, nos habla de que no hay peor estado para un país que el de la indefensión aprendida, pues el ciudadano entonces percibe que no tiene ningún tipo de control. Y no hacer falta mirar muy lejos para comprender el grado en que este fenómeno tan sumamente perjudicial se ha instaurado en nuestro país: política, educación, administración pública, sanidad, creación de nuevas empresas, etc…

Sin embargo, las personas podemos y debemos escoger la actitud que tenemos frente a los hechos. Es cierto que parece ser que la ética en los negocios ha pasado “a mejor vida” y que ciertos “personajillos públicos” ( y no sólo me refiero a los políticos), han cometido todo tipo de tropelías y desconocemos si escaparán o no a la no menos controvertida Justicia.

Cada uno de nosotros es responsable de su vida y de sus actos y, por tanto, si el modelo de empresa y, por ende, de sociedad en el que vivimos no nos gusta, vamos a intentar cambiarlo. Parafraseando a Gandhi “Debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo” y de esta forma venceremos a la manipulación inducida de la indefensión aprendida.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Anuncios
  1. conlaspersonas
    25 septiembre 2013 en 15:18

    Muy buen artículo Raul, sin extenderte demasiado pones una gran verdad que, lamentablemente nos azota. Conozco el término y estoy de acuerdo contigo en que la actitud es muy importante, creo que ya es hora de creer que podemos hacerlo, de decir ya basta a todas esas noticias negativas y ponernos manos a la obra. Te dejo un post que escribí hace un tiempo sobre la situación actual y el necesario optimismo que la llamada “generación perdida” (el cual creo que no nos representa a todos) tiene que tener.

    Un saludo

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: