Inicio > Formación, Líderazgo, Management, Recursos Humanos, reformas, RRHH, Talento > Una ventana abierta a la esperanza y a la solidaridad

Una ventana abierta a la esperanza y a la solidaridad


Ventana abierta-Open windowÚltimamente parece ser que las noticias positivas y solidarias tienen cabida en la agenda setting de los medios. Así hemos conocido como un par de militares destinados en Valencia han desarrollado el primer buscador solidario de habla hispana en el mundo cuyo fin es ayudar a las personas destinando el 70% de los beneficios a ayudar a distintas asociaciones solidarias.

Precisamente hace una semana se cumplía el 50 aniversario de uno de los discursos más famosos de nuestra historia más reciente y que pronunció Martin Luther King, “I have a dream”. Medio siglo después sus palabras siguen siendo válidas no solamente para la problemática racial sino para cualquier minoría que sufra algún tipo de discriminación.

Nadie discute que esta persona fuese un líder que, debería seguir inspirando a cualquier departamento de RRHH que se precie ya que tal y como nos comenta nuestro colaborador Ángel Largo en su artículo ¿Por qué debo confiar y seguir a un líder, él supo manejar emociones y sentimientos, y ahí está la clave su Éxito. El líder es un gestor de emociones y un motivador de personas y equipos.

Somos víctimas de la globalización, imperan modelos que nos obligan a seguir y creer que éstos son menos malos de los que había en otras épocas y parece ser que cualquier atisbo de cuestionamiento es tachado de “rara avis” y tratado de neutralizar para que sigamos los dictados de unos pocos que solo miran para sí y en el que el bien común no tiene cabida y desgraciadamente la brecha sigue creciendo.

Es un buen momento para que de forma crítica cuestionemos el modelo político, económico y social en el que vivimos en búsqueda de nuevos modelos para que los derechos que se califican como fundamentales en nuestra constitución puedan garantizar a los ciudadanos un acceso real a un puesto de trabajo.

Hace escasamente una semana la televisión nacional estrenó un programa en el que los espectadores fueron y son protagonistas de inusitadas muestras de solidaridad ya que son ellos los que ayudan de formas muy variadas y totalmente desinteresadas, además de la económica, a personas que, por sus difíciles circunstancias, lo necesitan. Tal vez sea un espejismo y se trate de una nueva vuelta de tuerca de la espectacularización y mercantilización del dolor para conseguir una cuota de audiencia.

Sin embargo, me gustaría mencionar el ejemplo de dos niños de 8 y 10 años que decidieron llamar al recién estrenado programa mencionado para dar una cantidad de sus ahorros para que uno de sus iguales no pasara dificultades económicas. Sepamos aprovechar las lecciones de vida que nos regalan diariamente nuestros pequeños y que son la semilla de futuras soluciones a presentes problemas enquistados por egoísmos individualistas sin sentido.

Por último, permítanme soñar: tengo el sueño de que en un futuro no muy lejano esta forma de actuar solidaria en la que todos podemos ser verdaderos y reales héroes anónimos se convierta en un nuevo modo de entender la vida y no se trate de una moda pasajera que sepamos trasladarlo en nuestras organizaciones.

Leer artículo

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: