Archivo

Archive for 25 septiembre 2013

Deshacernos de la indefensión aprendida

25 septiembre 2013 1 comentario

indefensic3b3nMuchos de vosotros habréis escuchado alguna vez el cuento de aquel elefante al que desde bien pequeño le pusieron unos grilletes para que no pudiese escapar del circo y de cómo éste al ver que tras intentar escapar y no lograrlo creció con la falsa creencia de que no podía escapar y dejó de intentarlo. Ese fenómeno es lo que en psicología se conoce por “indefensión aprendida”.

De un tiempo a esta parte, parece que este fenómeno se ha instaurado en nuestras organizaciones provocando que se resienta de forma negativa la motivación del personal. El miedo a perder el trabajo, la sucesión de EREs en cualquier empresa, sea del tipo, tamaño y sector que sea, las novedades legislativas para establecer un nuevo marco de Relaciones Laborales, las disputas estériles de los agentes sociales sin búsqueda efectiva de soluciones, etc., sean, entre otras, el mejor caldo de cultivo para que aparezca en las personas ese sentimiento de que las cosas suceden porque escapan a nuestro control.

En palabras de nuestro colaborador Roberto Luna, en su artículo Solo sé que no puedo hacer nada… ¿Cambiamos el chip?, nos habla de que no hay peor estado para un país que el de la indefensión aprendida, pues el ciudadano entonces percibe que no tiene ningún tipo de control. Y no hacer falta mirar muy lejos para comprender el grado en que este fenómeno tan sumamente perjudicial se ha instaurado en nuestro país: política, educación, administración pública, sanidad, creación de nuevas empresas, etc…

Sin embargo, las personas podemos y debemos escoger la actitud que tenemos frente a los hechos. Es cierto que parece ser que la ética en los negocios ha pasado “a mejor vida” y que ciertos “personajillos públicos” ( y no sólo me refiero a los políticos), han cometido todo tipo de tropelías y desconocemos si escaparán o no a la no menos controvertida Justicia.

Cada uno de nosotros es responsable de su vida y de sus actos y, por tanto, si el modelo de empresa y, por ende, de sociedad en el que vivimos no nos gusta, vamos a intentar cambiarlo. Parafraseando a Gandhi “Debes convertirte en el cambio que deseas ver en el mundo” y de esta forma venceremos a la manipulación inducida de la indefensión aprendida.

Leer artículo

Saludos cordiales.

Conociendo la idiosincrasia del SocialNetWorker


bizcard1Parece ser que hoy que tanto se habla de la importancia que tiene el “estar conectado”, es decir, disponer de una buena red de contactos, no es algo tan novedoso como creen algunos sino más bien, lo contrario.

Como decía Aristóteles en su libro I de Política, la persona es “Zóon politikon”, es decir, un “animal social” y esto nos habla de nuestra necesidad de vivir en, con y para la comunidad.

Resulta curioso que tal obviedad la tengan tan olvidada algunas empresas que, desde que empezó la crisis tratan por todos los medios de “deshacerse” de su capital humano, traicionado su propia naturaleza en pos de unos intereses individualistas.

Tal vez sería bueno que los profesionales, independientemente del ramo o especialidad que tenga cada cual, relean los clásicos y se esfuercen en ver las potencialidades que les puede ofrecer la tecnología para hacer que sus compañías sean entes sociales donde el valor añadido de cada uno de sus miembros es clave para una mejor productividad, rentabilidad y competitividad.

Hace poco leí que un equipo de biólogos de una reconocida universidad americana realizó un estudio en el que probaron que las únicas estrategias que tienen éxito a largo plazo son las estrategias generosas. Dicha investigación, basada en la Teoría de Juegos, demostró matemáticamente que la generosidad hace a las sociedades más robustas y que, por el contrario, el comportamiento egoísta las perjudica a largo plazo.

Esta semana nuestro colaborador, Andrés Ortega, nos habla en su artículo 10 rasgos que configuran el ADN del Socialnetworker sobre cómo el concepto 2.0 no describe solo un marco organizativo-tecnológico, sino una nueva forma de hacer empresa donde los procesos, las ideas y la generación de valor surgen de un nuevo marco de comportamientos: colaboración, conversación, conectividad, comunicación. en los que efectivamente, la tecnología cobra un papel esencial.

Tal vez por ser lo que somos, los profesionales que nos dedicamos a la gestión estratégica de personas debemos ser los mejores adalides para fomentar el valor añadido que nos aporta la colaboración, la generosidad y la comunicación de y con nuestros empleados. Necesitamos re-formar, con urgencia, nuestra forma de pensar, hacer y actuar. O ¿no?

Leer artículo

Saludos cordiales.

Una ventana abierta a la esperanza y a la solidaridad


Ventana abierta-Open windowÚltimamente parece ser que las noticias positivas y solidarias tienen cabida en la agenda setting de los medios. Así hemos conocido como un par de militares destinados en Valencia han desarrollado el primer buscador solidario de habla hispana en el mundo cuyo fin es ayudar a las personas destinando el 70% de los beneficios a ayudar a distintas asociaciones solidarias.

Precisamente hace una semana se cumplía el 50 aniversario de uno de los discursos más famosos de nuestra historia más reciente y que pronunció Martin Luther King, “I have a dream”. Medio siglo después sus palabras siguen siendo válidas no solamente para la problemática racial sino para cualquier minoría que sufra algún tipo de discriminación.

Nadie discute que esta persona fuese un líder que, debería seguir inspirando a cualquier departamento de RRHH que se precie ya que tal y como nos comenta nuestro colaborador Ángel Largo en su artículo ¿Por qué debo confiar y seguir a un líder, él supo manejar emociones y sentimientos, y ahí está la clave su Éxito. El líder es un gestor de emociones y un motivador de personas y equipos.

Somos víctimas de la globalización, imperan modelos que nos obligan a seguir y creer que éstos son menos malos de los que había en otras épocas y parece ser que cualquier atisbo de cuestionamiento es tachado de “rara avis” y tratado de neutralizar para que sigamos los dictados de unos pocos que solo miran para sí y en el que el bien común no tiene cabida y desgraciadamente la brecha sigue creciendo.

Es un buen momento para que de forma crítica cuestionemos el modelo político, económico y social en el que vivimos en búsqueda de nuevos modelos para que los derechos que se califican como fundamentales en nuestra constitución puedan garantizar a los ciudadanos un acceso real a un puesto de trabajo.

Hace escasamente una semana la televisión nacional estrenó un programa en el que los espectadores fueron y son protagonistas de inusitadas muestras de solidaridad ya que son ellos los que ayudan de formas muy variadas y totalmente desinteresadas, además de la económica, a personas que, por sus difíciles circunstancias, lo necesitan. Tal vez sea un espejismo y se trate de una nueva vuelta de tuerca de la espectacularización y mercantilización del dolor para conseguir una cuota de audiencia.

Sin embargo, me gustaría mencionar el ejemplo de dos niños de 8 y 10 años que decidieron llamar al recién estrenado programa mencionado para dar una cantidad de sus ahorros para que uno de sus iguales no pasara dificultades económicas. Sepamos aprovechar las lecciones de vida que nos regalan diariamente nuestros pequeños y que son la semilla de futuras soluciones a presentes problemas enquistados por egoísmos individualistas sin sentido.

Por último, permítanme soñar: tengo el sueño de que en un futuro no muy lejano esta forma de actuar solidaria en la que todos podemos ser verdaderos y reales héroes anónimos se convierta en un nuevo modo de entender la vida y no se trate de una moda pasajera que sepamos trasladarlo en nuestras organizaciones.

Leer artículo

A %d blogueros les gusta esto: