Inicio > Empleo, Fracaso Profesional, laboral, RRHH, RRLL, Selección > Una carta solidaria y esperanzadora

Una carta solidaria y esperanzadora


300x200xletter-correcta-300x200.jpg.pagespeed.ic.EQAWa0tRg8En esta época donde los más pequeños de la casa se afanan en sus escritorios deseosos de escribir la famosa carta a sus majestades los reyes magos de oriente, yo voy hacer lo propio con esta pequeña reflexión.

Llegamos a finales de año con prácticamente seis millones de desempleados y con la sombra del desahucio presente en muchos hogares españoles. Parece ser que nuestro famoso estado de bienestar “hace aguas” y la distancia entre ricos y pobres es cada vez más amplia y parece que nos traten de convencer de que no somos nada o, peor que eso, no somos nadie.

Me gustaría que nadie nos pueda arrebatar la dignidad como personas porque esa es la fuerza que nos impulsa a luchar, a cambiar y a confiar en nosotros mismos, la energía del talento que mueve familias, empresas, instituciones y un país.

Me niego a pensar que no podemos hacer cosas para cambiar este presente. Es cierto que la falta de liquidez ahoga las empresas, pero muchas de ellas tratan de reinventarse diariamente. Busquemos formas que no traten de “desembarazarse” del personal de las compañías sino fórmulas que garanticen la viabilidad de las empresas inyectándoles créditos y ayudas con los que puedan seguir contando con el talento de sus organizaciones para hacerlas así más productivas, más rentables y, en definitiva, más competitivas.

Para los departamentos de Recursos Humanos quiero que formemos con convicción, motivemos con entusiasmo, conciliemos la realidad familiar y empresarial de nuestros empleados, evitemos situaciones estresantes y nos convirtamos en el motor de cambio, que tanto nos hace falta. Sobre todo me gustaría que el espíritu solidario deestos días no sea puntual sino un ejercicio de convencimiento continuado para y con las personas que forman parte de nuestras organizaciones.

Mis mejores deseos para 2013.

Anuncios
  1. Lídia Torres
    3 enero 2013 en 12:16

    Me sumo a tus reflexiones!
    Feliz Año Nuevo! Tenemos casi 365 oportunidades frente a nosotros para poner nuestro granito de arena en este cambio solidario!
    Lídia Torres

  2. Zulmira Silva
    4 enero 2013 en 17:12

    Estimado Raúl: Un saludo desde Uruguay, muy acertadas tus reflexiones, a las cuáles me sumo, principalmente en lo que respecta a la responsabilidad del Depto de RRHH, porque deben ser el motor que impulsa dentro de las organizaciones, aquí y allá!!!
    Un saludo
    Zulmira Silva

  3. Victor Gonzalez
    5 enero 2013 en 18:52

    Lo principal es tener convicción de que somos capaces de salir adelante y que la solución depende de nosotros. Estar lamentándonos todo el día no soluciona el problema. Nosotros tenemos la solución, no esperemos que nadie nos arregle el problema.

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: