Inicio > Empresas, laboral, Recursos Humanos > El papel de los profesionales y directores de RRHH ante la huelga del 29-S

El papel de los profesionales y directores de RRHH ante la huelga del 29-S


Hoy vivimos la antesala de una huelga general que viene siendo anunciada por los sindicatos UGT y CCOO desde hace más de 3 meses.

Usted, como director y profesional de RRHH, ¿cómo cree que ha gestionado la comunicación interna sobre la huelga en su empresa o centro de trabajo?,¿qué instrucciones ha dado a los managers y mandos intermedios para que afronten con existo las preguntas de sus equipos de trabajo?, ¿cómo valora la actuación de las centrales sindicales en cuanto a la información y difusión que han hecho de la huelga?, o ¿cómo ha sido el proceso de negociación de los servicios mínimos en su empresa?

Seguramente, y según la naturaleza de la actividad de la empresa y su estructura de trabajo, las respuestas serán muy diferentes. Sin embargo, todas deben partir de la base que nuestro trabajo consiste en garantizar tanto el derecho constitucional de la huelga, como el derecho a trabajar para quienes lo deseen, con independencia de nuestra postura política e ideológica ante la Huelga.

Durante esta semana la calidad del clima interno de nuestras empresas y centros de trabajo depende en gran medida de las estrategias que hayamos puesto en marcha para cuidar la comunicación interna, las relaciones laborales y la organización del trabajo. Estrategias que si nunca fueron tratadas o desarrolladas en profundidad, a partir de mañana podrán desencadenar un grave conflicto interno entre la organización, los empleados y los clientes, que incluso puede prolongarse en el tiempo.

Asimismo, y una vez que finalicen las movilizaciones anunciadas, también será necesario revisar la estrategia con la que gestionamos un conflicto laboral de estas características, que nos interesemos por conocer cuáles fueron los canales de comunicación que realmente funcionaron y que reflexionemos sobre nuestra propia capacidad de resolución de conflictos. Principalmente, porque sólo en situaciones de ‘crisis’ como ésta podemos poner en práctica y evaluar lo que hemos aprendido en la teoría.

Hasta hoy los medios de comunicación han pasado de puntillas por la función de la dirección de RRHH ante una huelga general, como también ocurrió en el año 2002. Sin embargo, en estos años nuestro posicionamiento dentro de la dirección de las organizaciones ha cambiado, y por tanto, nuestra gestión ante estos temas se ha convertido en estratégica si las organizaciones quieren minimizar los efectos negativos de una huelga general.

La visión que proponemos a la hora de ‘participar’ en esta huelga general tiene por objeto encontrarle una utilidad real a su realización. Básicamente, porque buscar la trascendencia social y política en esta Huelga, además de ser un acto irresponsable, resultaría un acto frustrante. El gobierno no va ha echar marcha atrás en ninguna de sus reformas, principal reclamación que esgrimen los sindicatos para su convocatoria; seguirá estructurando la reforma de pensiones, porque así lo exige la UE; los recortes del gasto público continuarán, si es que no se agravan, los Presupuestos Generales del Estado ya están ‘convenientemente’ distribuidos y las reformas fiscales, financieras y de la administración pública nunca llegarán…

El objetivo será una movilización que seguramente demostrará el poder de convocatoria de los sindicatos, pero en ningún caso obedecerá a un movimiento organizado y masivo que pida claramente un cambio de gobierno. Lamentablemente no será una huelga que marque un punto de inflexión en la pasividad y en la desmotivación ciudadana ante los constantes desajustes, abusos y contradicciones del Gobierno, sino que será una huelga dialéctica, simbólica, cargada de merchandising y de ‘piquetes informativos y convencitivos’.

Por nuestra parte, desde hace meses y desde esta tribuna, desarrollamos los distintos aspectos que a  nuestro entender hacen imposible superar la crisis sociolaboral que vivimos y frenar las altas tasas de desempleo que registra nuestro país. Sin embargo, y con el paso del tiempo, ya comenzamos a preguntarnos en qué falla nuestro mensaje, qué es lo que no entendemos, y quizá la respuesta está en qué, como ciudadanos, no queramos cambiar.

Quizás, y tal como nos ha comentado un colaborador anónimo, tengamos que volver a comparar qué nos conviene más: ¿seguir como estamos, o forzar un cambio?, ¿trabajar o no hacerlo?:

¿Cual es la diferencia en España entre trabajar y no hacerlo?, ¿lo calculamos juntos? Será sólo un momento. Vamos allá:

Tenemos a Paco y a Manolo. Paco y Manolo entraron a trabajar juntos en una ferretería. Por razones diversas, Paco fue despedido hace tres años, recibió diez mil euros de indemnización, y desde entonces está en el paro.

Manolo sigue en la ferretería, trabaja cuarenta horas semanales y cobra 1200 netos € al mes.

Paco cobró 740 € de paro durante dos años y ahora cobra 420 €, y si no, estaría cobrando la ayuda familiar. Por tanto pongamos que, de media, en este tiempo Paco cobra de ayudas y subsidios unos 575 € al mes.

Manolo, por tanto, se levanta todos los días a las siete y media de la mañana y trabaja ocho horas, por 425 € de diferencia respecto a su ex-compañero, que no hace nada. Su salario real es de 2,75 € la hora. ¿Qué os parece?

Con cualquier chapucilla en negro que encuentre Paco, y que cobre a más de 2,75 € la hora, ya estará ganando más que el que sigue trabajando y cotizando.

Pero es que además, si seguimos con el supuesto de vidas paralelas, ambos viven con sus parejas, con las que no se han casado, (eso es de carcas), y sus chicas trabajan de cajeras en el mismo supermercado, ganando 800 € netos al mes.

Por tanto, la cosa no se detiene en los 475 € que Manolo ganaba de más trabajando:

Paco tiene derecho a una VPO, y Manolo no.

El hijo pequeño de Paco tiene preferencia en la guardería municipal, y para el de Manolo no hay plaza y lo tiene que llevar a una privada y pagarla a precio de oro.

El hijo mayor de Paco tiene derecho a beca y el de Manolo no.

Paco no tiene que hacer declaración de IRPF y Manolo tiene que hacerla.

Podría seguir, pero me detengo aquí.

Al final, ¿por cuánto está trabajando Manolo en la ferretería? Lo cierto es que por NADA o por una cantidad cercana a cero.

Manolo trabaja porque es idiota ya que, sin trabajar, ganaría mucho más y en su casa se viviría mucho mejor.

¿Qué tiene de raro que Manolo llegue todos los días tarde a trabajar, o trate mal a los clientes de la ferretería, intentando que también lo despidan a él?

Ya me diréis, si es normal o no que el país vaya como va.

– Se me olvida de que  la mujer de Paco no paga IRPF al estar su marido en paro mientras Manolo y su cónyuge paga un  14.75% cada uno”.

Está claro que el tema no debe conducirse por esta comparación entre Manolo y Paco y animar con ello a todo el mundo a que deje de trabajar. Lo que no entiende el Gobierno es que el dinero debe gastarse en políticas activas de empleo y en medidas que fomenten la contratación de personas como Paco, que además de no producir, no tienen más remedio que ocuparse en la economía sumergida para lógicamente sobrevivir también.

A ver si estos sindicatos se quitan la venda de los ojos y defienden en serio a los que menos tienen, pero que a la vez pueden crear empleo, si tienen para ello confianza en el mercado, y éstos no son otros que tantos y tantos microempresarios, verdadero motor de nuestro país.

A la Huelga yo digo SÏ, pero con el objetivo de plantarse delante de la Moncloa y pedirle Zapatero que lo deje y convoque elecciones para que la ciudadanía retome de nuevo la acción democrática de gobernar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: