Inicio > Empresas, Fracaso Profesional, productividad, Recursos Humanos, RRLL > La antesala de la Huelga General

La antesala de la Huelga General


Este fin de semana, en Asturias, los mineros del carbón continuaron manifestándose en las calles en protesta por el impago de sus sueldos y por la difícil situación que atraviesa el sector minero en España. Cortes de carreteras, de autopistas y barricadas, así como acampadas delante de las oficinas de los empresarios de las empresas mineras han marcado las dos semanas que han transcurrido desde que se iniciaron las primeras movilizaciones en León.

Con el paso de los días estas protestas se han radicalizado y al encierro de 50 trabajadores en una mina de Palencia se suma hoy la huelga de hambre indefinida que han iniciado 4 mineros asturianos. Una situación extrema de un conflicto que desde el mes de marzo se ha agudizado por el término de las ayudas de urgencia que el gobierno puso en marcha para paliar la falta de demanda de carbón por parte de las centrales térmicas.

Sabemos que históricamente las huelgas mineras locales derivan fácilmente en generales por su especialización económica y por su tradición sindical y se han caracterizado por ser espontáneas, largas y en ocasiones, violentas. Y en muchas ocasiones han marcado el pulso político del país. La última, en el año 1991, desencadenó un intenso enfrentamiento político dentro del equipo económico de Felipe González.

Hoy los mineros piden, además del cobro de su salario, el establecimiento de un frente común para lograr un compromiso de defensa del carbón en España y Europa, y que se cumpla el real decreto 134/2010 (Ley que prima la quema de carbón nacional). Propuestas que la comisión de Industria, Turismo y Comercio tendrá que dar respuesta de una forma sensata esta semana en una situación política muy compleja, ya que ética y políticamente no puede ceder ante presiones tan radicales como es una huelga de hambre, pero sí debe zanjar este conflicto si quiere evitar que las huelgas del sector minero sean la antesala más radical de la huelga general prevista para este 29 de septiembre.

La huelga de hambre y el encierro de los mineros bajo tierra es un llamado extremo de un sector que tiene los días contados y que en los últimos años ha vivido casi exclusivamente de las subvenciones estatales y europeas. Y es la cara más amarga de una crisis que no ha acabado y el ejemplo de una nefasta gestión de los recursos por parte de la Administración Central.

Lo surrealista del tema, es que mientras 50 mineros españoles entran al tajo y otros inician una huelga de hambre, otros 33 mineros, muy lejos de aquí, en Chile, esperan a ser rescatados de un encierro desencadenado por la precariedad de un sector que también tiene los días contados.

¿Conseguirán los mineros Asturianos junto a los delegados de CCOO que ya han pedido a gritos la dimisión de ZP que éste adelante las elecciones para la próxima primavera?

Si esto es así deberemso seguir pensando en la utilidad de la acción sindical, ¿no les parece?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: