Inicio > Empresas, laboral, política, Recursos Humanos, RRLL > Septiembre: el camino de los penitentes

Septiembre: el camino de los penitentes


Durante este mes de septiembre el tema central en los medios de comunicación y en los centros de trabajo será la huelga general propuesta para el próximo 29 de septiembre por los sindicatos, así como su resultado y sus consecuencias.

Los agentes sindicales se juegan su reputación y poder de convocatoria; los trabajadores bastante menos ya que la Reforma Laboral fue aprobada por el senado el pasado 26 de agosto (con la abstención de CiU y PNV).

Pero en septiembre también se hablará del debate político de CiU y PNV y otros partidos minoritarios sobre los Presupuestos Generales del Estado para 2011, así como de los anuncios reformistas del Gobierno para poner en marcha un ajuste al sistema de pensiones. Temas que también los sindicatos usarán como consigna de protesta para alentar y promover la convocatoria de huelga.

Un mes cargado de tensión y malabarismo político, en el que se jugará el futuro del gobierno ante la opinión pública, ya que de fracasar afrontará con mal pié las primarias en el PSOE madrileño y las elecciones en Cataluña. 

Comenzamos así un ciclo penitente, en el que Zapatero seguirá con su particular  proceso de reformas  y con la llamada al sacrificio ciudadano para, supuestamente, “garantizar el sistema del bienestar el día de mañana”.

Lo que queda en el aire es saber quién debe hacer tal sacrificio: los trabajadores, los pensionistas, los jóvenes o los emprendedores, porque no creo que se refiera al sacrificio político, ya que esto significaría dejar la ambición política y el poder para convocar anticipadamente unas elecciones. Pero no, el poder no se toca.

Sabemos que los indicadores económicos están señalando que ni la reforma laboral ni otras medidas de recorte impuestas son la salida para la crisis económica y laboral que vivimos, lo que se traduce en que debemos reformar el sistema político, pero para eso hay que darle la palabra a los ciudadanos.

Un mensaje que Zapatero no parece escuchar ni la clase política quiere asumir.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: